Alergia al huevo en los niños, qué hacer

El huevo es uno de los alimentos que más alergias alimenticias provoca. Además, la alergia al huevo en los niños es la más habitual en la infancia y suele provocar más de un quebradero de cabeza en los padres.

Te damos los consejos básicos para detectar la alergia al huevo en los niños y tratarla correctamente.

alergia al huevo en ninos

En niños menores de dos años, el huevo es la alergia alimenticia más habitual. El problema suele estar en algunas de las proteínas de la clara y suele causar a los pequeños problemas respiratorios o digestivos. Como todas las alergias, debe ser identificada lo más pronto posible. Porque en los casos más graves, aunque poco habituales, puede haber consecuencias serias como el cierre de la glotis.

Los síntomas de que tu hijo puede tener alergia al huevo suelen producirse poco después de haberlo consumido. Lo más habitual es que los niños alérgicos a este alimento tengan antecedentes de alergias en la familia. Y en algunos casos, también antecedentes de dermatitis u otros problemas en la piel.

alergia al huevo en ninos

Si después de comer huevo tu hijo padece de vómitos, diarrea, reacciones cutáneas o dificultad en la respiración, es posible que se trate de una alergia al huevo. Deberás acudir a una consulta médica para que le realicen las pruebas pertinentes.

Una vez te confirmen que tu hijo tiene alergia al huevo, surge el siguiente dilema. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos estar tranquilos de que nada de lo que come contiene huevo? ¿Y tendrá nuestro hijo los nutrientes necesarios sin este alimento?

Qué hacer si tu hijo tiene alergia al huevo

alergia al huevo en ninos

La principal dificultad a la hora de lidiar con la alergia al huevo en niños es que muchos alimentos y salsas contienen este alimento. El huevo no solo es muy nutritivo. También es muy versátil y utilizado en muchas recetas.

Leer el etiquetado de los alimentos no suele ser, además, una tarea fácil. No solo debemos estar atentos a que el producto no lleve huevo, ni clara ni yema, ni polvo de huevo. Hay otras muchas palabras que se utilizan en las etiquetas para describir a este alimento. Cualquier producto con ovomucina u ovovitelina, lecitina, globulina, coagulante o colorante amarillo llevará, casi seguro, huevo.

La mejor forma de estar tranquilos es consumir sobre todo alimentos frescos, ya que los precocinados suelen llevar huevo. Hay que tener especial cuidado la pasta, las salsas, y sobre todo algunos postres. Las natillas, el flan, las galletas, los cereales… resulta muy complicado encontrar cualquiera de estos dulces sun huevo en el supermercado.

alergia al huevo en ninos

El mejor truco es hacer estos dulces en casa, con recetas sin huevo. Porque sí, aunque parezca difícil, es posible. Se puede incluso hacer una tortilla sin huevo si utilizamos harina de garbanzos, por ejemplo. Para recetas de horno, el huevo se puede sustituir por levadura o incluso por agua. Y también nuestros pequeños pueden disfrutar de rebozados sin huevo. Solo necesitaremos sustituir el huevo por un poco de leche en la preparación.

Por último, no debemos olvidar que el huevo también está presente en otros productos no alimenticios. Es el caso de las vacunas: la de la gripe y la triple vírica suelen contenerlo, así que pregunta a tu pediatra.