Comer mal mata más que el tabaco

Comer mal mata más que el tabaco. Un nuevo estudio científico, publicado en la revista The lancet, arroja datos sorprendentes. En él se asegura que cada año mueren 57 millones de personas en el mundo. De ellas, 11 millones fallecen debido a la mala alimentación. Eso supone una de cada cinco muertes.

comer mal mata mas que el tabaco

La OMS cifra en 7 millones de muertes anuales las debidas al tabaquismo. De modo que las conclusiones del nuevo estudio son claras: comer mal mata más que el tabaco o el cáncer, responsable de 8 millones de fallecimientos cada año.

De los 11 millones de fallecimientos por mala alimentación, unos 10 millones se debieron a enfermedades cardiovasculares. 900.000 casos fueron debidos al cáncer, y 100.000 a la diabetes.

Los países con mejor y peor alimentación

comer mal mata mas que el tabaco

Los investigadores han analizado la alimentación de 195 países del mundo. Los resultado parecen avalar las bondades de la dieta mediterránea, ya que España es uno de los tres países del mundo con mejores pautas de alimentación junto a Israel y Francia.

Es en estos tres países donde la mala alimentación causa menor porcentaje de muertes al año. Andorra y Japón también se encuentran en los primeros puestos de los países que mejor se alimentan.

En el polo opuesto de la tabla se encuentran Afganistán y Uzbekistán, en los dos últimos puestos. Tampoco Rusia y China obtienen buenos resultados, ya que se sitúan en los puestos 171 y 140 respectivamente.

Estados Unidos, que suele ser un ejemplo de mala alimentación por alto consumo de grasas y azúcares, se sitúa sin embargo en el puesto 43.

Qué es una mala alimentación

Los investigadores señalan que dos factores determinan por encima del resto si una alimentación es mala: una insuficiente cantidad de productos vegetales y una ingesta demasiado alta de sodio.

Según aseguran en el estudio, 6 millones de muertes anuales están relacionadas con esos dos factores.

No es nuevo que el exceso de sal y grasas saturadas sea uno de los más grandes retos a los que nos enfrentamos. Ambos están relacionados con enfermedades cardiovasculares, sobrepeso, diabetes y un envejecimiento más rápido.

Pero los expertos responsables del nuevo estudio insisten en que a las autoridades todavía les queda concienciar acerca de la importancia de consumir frutas, cereales y verduras.