Cómo identificar la depresión: 7 síntomas menos conocidos

Los síntomas de la depresión: Cambios en el apetito y en el peso

Las personas deprimidas sufren con frecuencia trastornos en su alimentación. Es una de las señales más fáciles de percibir, porque con frecuencia se traducen en un aumento o pérdida de peso muy rápidos.

Algunas personas deprimidas encuentran en la comida una vía de escape a su tristeza. Mientras todo a su alrededor se percibe como algo amenazante, la comida se convierte en un desahogo, en el único elemento reconfortante de su vida. Por eso, es frecuente que muchas personas que atraviesan una depresión coman más de lo normal, y que prefieran alimentos altamente calóricos y poco saludables que les aportan algo de bienestar.

Por el contrario, otras personas deprimidas pueden llegar a dejar de comer. La ansiedad y el estrés que sufren es tan grande que sienten que se les cierra el estómago y son incapaces de comer. Su apatía es tal que ni siquiera en la comida son capaces de encontrar un consuelo. Estas personas suelen perder mucho peso en muy poco tiempo. Y en algunos casos este trastorno en su alimentación puede llegar a derivar en bulimia, anorexia y otras enfermedades graves.