Correr o caminar, ¿qué adelgaza más?

Caminar es mejor para el corazón

Parece que si no acabamos sudando la gota gorda no estamos haciendo una actividad física. ¡Error! Los médicos aseguran que caminar, siempre que sea de forma regular y con cierta intensidad, es una actividad física como cualquier otra. Estás haciendo ejercicio.

Si pensamos en nuestro corazón, los médicos avisan: mejor caminar que correr, aunque a primera vista pueda parecer lo contrario.

Los estudios científicos aseguran que el riesgo de colesterol alto, hipertensión y otras enfermedades cardíacas se reducen más caminando (cerca de un 10%), que corriendo (apenas un 4% de reducción del riesgo).

Caminar también reduce mucho más que correr las posibilidades de padecer diabetes.