Dormir más el fin de semana es peligroso para la salud

Si estás deseando que llegue el viernes por la noche para dormir más el fin de semana y recuperarte del cansancio y lo madrugones de entre semana, esto te interesa.

Porque hincharse a dormir durante el finde puede no ser nada bueno para la salud. De hecho, las conclusiones que arrojan los últimos estudios apuntan más bien a todo lo contrario.

Dormir más el fin de semana no compensa

Solemos pensar que si hoy nos pegamos un atracón de comida basura y mañana pasamos el día a base de brócoli conseguimos compensar el exceso y no engordaremos tanto.

Del mismo modo, hay muchos que los fines de semana duermen como topos y se echan siestas elefantiásicas creyendo que así compensarán la falta de sueño que han acumulado durante la semana.

Sentimos decepcionarte, querido lector, pero ambos razonamientos son erróneos. Nuestro organismo no funciona a base de compensaciones tan drásticas. Y pensar que el viernes y el sábado vamos a recuperarnos después de no haber dormido ni 7 horas diarias de lunes a jueves es un error que puede salirnos muy caro.

Los científicos aseguran que el cansancio que acumulamos no se compensa. Y que además, dormir como un topo los fines de semana aumenta el riesgo de que suframos diabetes, obesidad y otros trastornos metabólicos.

Estás poniendo a tu corazón en riesgo

El último estudio ha sido elaborado por la Universidad de Harvard. Y aseguran que dormir más el fin de semana tiene más consecuencias fatales.

En este caso, apuntan a que la irregularidad en las horas y la cantidad del sueño afecta muy negativamente a nuestro corazón, y duplica el riesgo de que padezcamos enfermedades cardiovasculares graves, como infartos.

Lo que debes hacer

Lo más importante, según los expertos, es mantener un orden en nuestro sueño. Dormir cada día al menos 8 horas, y acostarnos y levantarnos más o menos a la misma hora cada día.

Los últimos estudios ponen el foco precisamente en que no es la cantidad de horas de sueño lo más importante, sino hacerlo de forma ordenada a lo largo de toda la semana. Porque dormir más el fin de semana pensando que compensaremos los excesos puede tener efectos seriamente perjudiciales para nuestro organismo.