Tanofobia y tanorexia, los trastornos del verano

Posiblemente no sepas qué es la tanofobia. Pero es, junto a la tanorexia (su opuesto), un trastorno psicológico que se da especialmente en verano. Y cada vez lo sufren más personas.

Y es que ambos están directamente relacionados con el sol. Veamos pues qué es la tanofobia. Se trata de un miedo irracional, fóbico, a los rayos del sol. Las personas tanofóbicas no son aquellas a las que les aburre tomar el sol en la playa.

que es la tanofobia

Su trastorno psicológico va mucho más allá, y puede terminar causándoles serios problemas de salud. Los tanofóbicos evitarán por todos los medios que los rayos del sol entren en contacto con su piel. Para ellos, la radiación ultravioleta es extremadamente peligrosa e implica cáncer y envejecimiento de la piel, quemaduras, daños en los ojos…

Por eso, para quienes padecen este trastorno no basta con usar protección solar. Por supuesto, se untan con cremas de protección máxima todos los días. Pero también utilizan sombreros, sombrillas, gafas de sol o prendas de pantalón y manga larga. Todo con tal de evitar al astro rey. En los casos más graves de tanofobia, quienes la sufren evitarán incluso salir a la calle de día.

La tanorexia, por el contrario, consiste en la obsesión por broncearse. Este trastorno es más habitual que el anterior. El problema es que tomar el sol y broncearse es asumido socialmente como sinónimo de salud, incluso cuando se hace de forma peligrosa, sin utilizar protección.

Las personas tanoréxicas necesitan tomar el sol a diario, y si no lo hacen, entran en pánico porque su piel se está volviendo más clara. La tanorexia implica serios peligros para la salud, siendo el melanoma y otros problemas cutáneos los más habituales.

que es la tanofobia

Pero huir del sol también puede llegar a ser muy peligroso.

Los peligros de la tanofobia

Las personas tanofóbicas padecen un trastorno psicológico que debe ser tratado por un médico. Una de las consecuencias más habituales son los cuadros de ansiedad que sufren cuando tienen que salir a la calle durante las horas de luz.

Quedarse recluidos en casa, por el contrario, también trae problemas, ya que la vida social y afectiva de estos enfermos se resiente de forma obvia.

que es la tanofobia

Pero, ¿y qué hay de la salud? El sol es necesario para sintetizar la vitamina D, tan necesaria para nuestros huesos y nuestra vista. Evitar la exposición solar de forma radical puede terminar causándonos osteoporosis y otras enfermedades óseas.

También nuestra piel necesita el sol, siempre con protección y exposición controlada. Enfermedades como el acné o la soriasis mejoran mucho con los rayos solares. El sol también nos ayuda a luchar contra la depresión y contra ciertos tipos de cáncer.

que es la tanofobia

Por esto, los médicos recomiendan exponernos al sol al menos durante 15 minutos un par de días a la semana. Podemos hacerlo dando un paseo, no hace falta tomar el sol durante horas. Y nunca debemos hacerlo sin protección solar o en las horas centrales del día.